¿Te apetece un descuento para chuparte los dedos?

Date de alta en nuestro boletín para recibir ofertas y novedades, y además TE ENVIAREMOS UN CUPÓN REGALO PARA TU PRÓXIMO PEDIDO

Polen. Bolsa de 250g.

Nuevo

¿Cómo tomar el polen? Mejor fuera de las comidas, solas o bien ingeridas con alimentos que también contengan enzimas y nutrientes vivos, como yogurt o zumo de frutas recién exprimidos.

El polen de abejas es un pequeño tesoro alimenticio del que cada vez se descubren más sustancias nutritivas.

Más detalles

20 artículos

8,50 €


Más

¿Cómo tomar el polen de abeja?

Las tomas pueden ir desde media cucharadita para los niños, a partir del año, hasta tres  completas para adultos durante el día, mejor fuera de las comidas, solas o bien ingeridas con alimentos que también contengan enzimas y nutrientes vivos, como yogurt o zumo de frutas recién exprimidos.

De muy fácil asimilación

El polen está compuesto de unos glucósidos que apenas necesitan digestión, sino que pasan directamente del estómago a la corriente sanguínea, mediante el fenómeno de la persorción: se puede observar su presencia en la sangre y en la orina solamente dos horas después de ingerirlo. Por esta razón se recomienda tomarlo fuera de las comidas y especialmente en ayunas, para obtener un eficaz y rápido reparto de nutrientes.

¿Para qué casos está indicado?

Las “curas” de polen durante cierto tiempo son muy adecuadas para recuperar fuerzas después de estados convalecientes, en casos de fatiga o cansancio crónicos o semicrónicos, astenias primaverales u otoñales, debilitamientos en general, apatías y anemias, ya que aumenta la producción de hemoglobina, en pocas palabras, renueva la sangre.

Su compleja composición contiene valiosas enzimas, vitaminas y minerales que hacen de él un complemento ideal para reforzar el sistema inmunológico especialmente en épocas de cambio de estación.

Opiniones

No hay ningún comentario de los clientes

Escribe tu opinión

Polen. Bolsa de 250g.

Polen. Bolsa de 250g.

¿Cómo tomar el polen? Mejor fuera de las comidas, solas o bien ingeridas con alimentos que también contengan enzimas y nutrientes vivos, como yogurt o zumo de frutas recién exprimidos.

El polen de abejas es un pequeño tesoro alimenticio del que cada vez se descubren más sustancias nutritivas.

Escribe tu opinión